20/5/09

El Concordato

Este Honorable Concordato nace con el objetivo de hacernos menos conflictivo el noble arte del cortejo. Se definen a continuación una serie de normas de obligado cumplimiento por los abajo firmantes bajo pena de sanción.

Ante todo, la norma no escrita más importante sobre la que se basa la totalidad de este documento es la siguiente: jamás una tía será motivo de discusión entre los Loverpoolers. Nada de puñaladas traperas, malos rollos ni cabreos.

Como dijo un sabio micénico, "hay más tías que longanizas", y sin embargo lo que no abunda son los amigos de verdad. Por eso no dejaremos que ninguna fémina se interponga entre nosotros, y en caso de que esta situación fuera buscada por alguna mujer, ésta quedaría inmediatamente fuera de nuestra competición liguera, sin derecho a ser Fichaje.

Ante todo, somos amigos.

1ª No tirarle a chicas en las que un colega esté profundamente interesado. Se definirán como Fichajes.

2ª No tirarle a las ex de los colegas. En el caso de que se sienta algo por alguna, se hablará previamente con el amigo implicado, y se llegará a un acuerdo sobre la estrategia de partido (si lo hubiera).

3ª Si un amigo se lanza a un grupo de señoritas para presentártelas (lo que en el argot se llama un centro-chut), haciéndote el trabajo difícil, cumple como un hombre y mantente firme al remate. Si no, la sanción será no presentarte al siguiente grupo.

4ª Se debe comunicar al resto del grupo cuando te gusta una chica.

Sólo te podrás pedir 2 Fichajes para que el resto del grupo te las respete, siempre respetando la norma 1, y no podrás cambiar una selected en menos de 2 semanas. Las ex se respetan y no se cuentan como selected, tal y como decía la norma 2.

6ª Se nombrarán dos o tres Guardiolas, que serán quienes vayan de avanzadilla hacia las féminas y repartan juego. Se elegirán según sus dotes de poca vergüenza, desenvoltura y capacidad de maniobra. Alguna vez, un Guardiola irá acompañado de un Junior, que no hablará mucho para no cagarla, pero tomará nota de tan valiosas lecciones.

7ª Ante todo un Loverpooler (Guardiola o Junior) debe ser respetuoso con las tías a cortejar, y más aún si recibe calabazas. Ante todo un Loverpooler es un caballero y sale del partido estrechando la mano al rival y dándole la enhorabuena.

8ª No desprestigiar o intentar hacerse el gracioso a costa del resto. Evitar también los chistes soeces o vulgares que puedan llevar a catástrofe.

2 comentarios:

Francisco dijo...

Me he reido mucho con el concordato.

Un centro-chut... jajaja

LAntorcha dijo...

Esto se lo tendrian que grabar a fuego a más de un gilipollas chupón, que pulula por ahí buscando la jugada en solitario, que no el desmarque.

Publicar un comentario