8/11/09

Tu mala educación

Qué ampliamente conocida es, en Europa y en el mundo, la falta de maneras que destilamos en la piel de toro. Somos un país de muchos ponmes, dames, oyes y tues, y pocos porfavores, disculpes, gracias o ustedes. Zafios que claman a voces por una caña y patanes que la lanzan contra la barra. ¿Dónde quedó el apretón de manos, el intercambio de banderines y el "suerte compañero, que gane el mejor"? Según parece, en el siglo XVI de vuestro señor (el que lo tenga) y en Sudamérica (la cortesía hecha continente).

Es por esto que, en este entorno tosco, rudo y vulgar, un auténtico gentleman puede, con facilidad, sumarse unos puntos en carisma, misterio y caballerosidad, nada más que usando un par de palabras mágicas.

Habla, joven Casanova, con tono suave, pausado y grave (no tires de garganta que es desagradable y estresante), cede el paso al entrar a establecimientos (no solo a tu chica, sino a cualquier persona), acompaña, de vez en cuando, tus saludos, peticiones o sugerencias con una sonrisa, usa el gracias y el por favor y formula tus cuestiones y peticiones indirectamente y en condicional, tanto con gente cercana como anónima ("¿Le importaría indicarme dónde se encuentra la estación, por favor?").

Lo mejor es que no sólo dejarás buena impresión allá donde vayas, sino que te sentirás realmente bien contigo mismo cada vez que lo hagas.

Gracias por pasaros por mi humilde Estadio del Amor.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero no ser falso.. es decir. Hay personas que por cosas de la vida están tristes o hastiados de su ser y prefieren no aparentar felicidad y felicidad con sus semejantes.. quizás han descubierto su verdadera cara y ahora le tema y prefiera soledad.

Entrenador dijo...

Querido anónimo, no entiendo la correlación entre el estado de ánimo personal y la educación. Que uno no se encuentre en su mejor momento no le da vía libre ni le justifica para ser maleducado.
Gracias por su comentario.

Anónimo dijo...

A mi por hacer eso ya me han dicho varias veces en el hospital que soy demasiado cortés con la gente....Claro como aquí en Finlandia se dan los buenos días agachando la cabeza porque son super tímidos, les debe parecer una osadía el que alguien les diga "Buenos días! ¿Cómo estás?" y más aún que les abra la puerta y les insista en pasar después que ellos......La falta de educación es una pandemia, yo cuando estoy con los erasmus españoles del hospi y hay un finés con nosotros hablamos en inglés, sin embargo cuando yo estoy en mi grupo con las 5 finesas ellas hablan en finés y cuando se dan cuenta que aún no he vuelto a España me traducen algo..................

Yo tampoco entiendo la correlación entre el estado de ánimo y la educación, pero creo que existe la creencia de que si, en tu opinión, la vida te trata mal tu puedes pagar tus frustraciones con los demás.

SuMascotaMiente

Alejandro Lang dijo...

100% de acuerdo con esta nota. No hay mejor carta de presentación que un "por favor" ni mejor despedida que un "gracias" con una gran sonrisa.

Saludos,

Ale

elburgomaestre dijo...

Conozco a alguno que cumple muchas de esos rasgos gentiles que has mencionado, pero que sólo le ha servido para ganar puntos con las madres, mientras las hijas se pirraban por los golferas.

Vamos, como ganar en verano el Trofeo Colombino, pero después en liga no pasar del 14º puesto.

Kassaumbarno Erunohta dijo...

"Sha Jodío!! esplicarme a mi como tengo que darle a la puta lengua de los güewos!"

no, ahora en serio, el mundo esta repleto de gañanes...y cada día más!

yo tambien conozco algún caso como el citado por elburgomaestre...quizás ese sea el problema!

Publicar un comentario