9/1/10

Celoso: quiero ser el PUM

Que la mayoría de las veces no se ven saciados, estos anticristos del amor, con dominar el presente de su pareja. Como ya dijera Orwell en 1984: "quien controla el pasado controla el futuro, y quien controla el presente controla el pasado", y así lo intentan, con sus sucias armas de terrorista psicológico, estos reales funcionarios del Ministerio de la Verdad.

Y es que los celosos, para sentirse notables - el mayor problema del celoso no es la desconfianza en su compañera, sino su nula autoestima- necesitan ser reconocidos continuamente y de manera atemporal. Los celosos quieren ser el PUM: el Primero, el Único y el Mejor.


- El Primero. Les corroe en las entrañas (si es que calzan de ellas) que su pareja haya pasado, anteriormente, por otros vestuarios. Simplemente este hecho les enerva y, por tanto, pretenden - evidentemente sin un éxito total- que su pareja no tenga ningún vínculo físico, afectivo o amistoso con sus anteriores relaciones. Ya que han existido, hagamos que no existan. Ni siquiera que guarden recuerdos o fotografías, por Allah.


- El Único. Si por ellos fuera, no existiría nadie importante alrededor de su pareja, y si existesen, en todo caso, deben ser de una categoría afectiva suficientemente inferior a la suya. Esto se extrapola también a la escala temporal. Estarían locos por haber sido los únicos en besar, amar, ser amados y tener relaciones con su pareja.


- El Mejor. Ya que es difícil ser las dos cosas anteriormente descritas, al menos, hay que ser el de más puntuación en todo. "Conmigo todo es mejor", esperan ellos. Mejor que fue, podría ser o será con cualquier otro, por supuesto.


Como que se dé todo esto es sumamente difícil, por no decir imposible, el celoso vive en un continuo estado de agonía. No ser el PUM le turba sobremanera y provocará más de una estúpida -pero dura- discusión. Y de dos. Y de tres. Todo esto ante la paciencia, infinita paciencia, de la pobre doncella. Bendita sea ella.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora toca de las celosas, que esas si que dan mas juego que el barça del pes 2009 con flechitas en rojo

Entrenador dijo...

Tomen el celoso descrito en esta entrada como neutro, válido tanto como para género masculino como femenino.

Art. dijo...

Había leído ya el artículo que me enlazas. De hecho, me he leido vuestro blog entero. Enhorabuena por él, aquí tenéis un nuevo abonado!

EOL dijo...

Me gusta el blog, lo tengo como feed .:)

El tono del texto es siempre ameno y deja algunos conceptos claros, aunque ya los conozca casi todos.

Nunca comento pero quería hacer una excepción para preguntar...

¿a qué viene la foto del dragón? ^^ Supongo que lo pensaste por algo pero no lo pillo :)

Entrenador dijo...

Gracias EOL por tus palabras.
El dragón es una metáfora sacada de las novelas de caballería, en las que el castillo donde la dama estaba encerrada estaba custodiado por un feroz dragón (sin ir más lejos, en Shrek aparece esto). Ya se hacía una leve referencia a ésto en "Para ti que eres celoso".

Publicar un comentario