1/10/09

Caricias proyectadas

Ya nos gustaría, Gunners del bajo vientre, contar con la valentía que otrora tenían los launchers cuando, como si tal cosa, se acercaban a la sueca de turno y sobaban las cachas de la misma sin siquiera despeinarse el flequillo (bueno, más bien la cortinilla), contando encima con la sonrisa, amabilidad y beneplácito de la áurea muchacha.


Y es que el contacto físico es una de las mejores y más sensuales formas de transmitir nuestra (sucia) información y no hay mejor pizarra táctica que el vientre de una chica para escribir con nuestro dedo nuestra jugada de ataque.

Por desgracia, la mayoría de las veces (hay ocasiones en las que el partido está tan amañado o el launcher es tan diestro con la vizcaína que sí se puede, pero son las menos) esto no se puede dar, o no es oportuno, por lo que podemos acudir al control del lenguaje gestual. Y es que, aunque éste sea en esencia involuntario, como si de la respiración se tratase, podemos forzarlo, mandando información a propósito a la diana de nuestros dardos.

En esta ocasión hablaremos de las caricias proyectadas, dejando los rayos de los ojos para más adelante. Éstas son las que se producen cuando, por ejemplo, estamos interesados en alguien e involuntariamente jugueteamos con un objeto de esa persona, por ejemplo su móvil o su copa. Este gesto o caricia no es sino una proyección sobre dicho objeto de la atracción que sentimos hacia la chica.

Pues bien, al igual que esto lo hacemos involuntariamente y de la misma forma podemos leer valiosa información cuando la otra persona se comporta de forma parecida, podemos nosotros, voluntariamente, acariciar objetos de manera que le transmitamos y reciba, de manera más o menos inconsciente, nuestro sentimiento de deseo.

¿Pensáis que no funciona? Pues hagamos la reducción al absurdo. ¿Acaso hay algo que excite más que una chica bese sensualmente tu dedo índice?

No tengo más que decir.

Paz y amor. Sobre todo amor.


2 comentarios:

Kassaumbarno Erunohta dijo...

hummm.....a mi me quedan dudas....si una chica le chupa el dedo a un chico, partido seguro, pero si el chico le chupa el dedo a la chica, no funciona.........quizas si comes una almeja(me refiero al molusco) con "arte"...
pero si que funciona!
recuerdo una noche habaldo con una hasta entonces desconocida,que acabamos haciendo manitas......lastima que me pasé con el alcohol!!!
tambien mas de una que a base de arrimar cebolleta....algunas caían, algunas se reconciliaban justo esa noche cn el novio.............incluso una me dió a entender tambien por gestos: "ves ese chico de 2x2 que está de espaldas a nosotros bromeando con otros cuatro aún más grandes, es mi novio" (lo cual resultó desgraciadamente cierto)

Anónimo dijo...

Sumascotamiente sin ganas de registrarse desde Finlandia.

O sea, estás diciendo que para hacer entender a una chica que un hombre se siente atraido por ella hay que jugar con algo suyo. Dentro de ese algo suyo se incluyen pezones, clítoris y demás zonas erógenas? aquí en Finlandia no tienen signo de interrogación inicial

Publicar un comentario